DE SUS DERECHOS COMO CONSUMIDOR EN COMPRA O ARRIENDO DE INMUEBLES

La importancia tanto en la economía del país como en las personas, es el proceso para adquirir o para arrendar vivienda nueva y usada, por cuanto se considera un proceso que requiere una consideración cuidadosa y una toma de decisiones compleja por parte del consumidor...

La importancia tanto en la economía del país como en las personas, es el proceso para adquirir o para arrendar vivienda nueva y usada, por cuanto se considera un proceso que requiere una consideración cuidadosa y una toma de decisiones compleja por parte del consumidor; a tal punto que puede llegar a ser uno de los contratos más importantes que se llegue a tomar en la vida, sobre todo cuando se hace una compra, por cuanto se invierten ahorros, se comprometen a créditos a largo plazo y el fruto del trabajo de muchos años, con miras a cumplir el sueño de tener un inmueble donde pueda desarrollar sus actividades o las de sus hijos  o a tener vivienda propia para quien la adquiera, y su familia.

Por lo tanto, el consumidor inmobiliario formará su manifestación de voluntad y tomará una decisión económica con base en la información que le brinde el constructor o el promotor de ventas relativa al inmueble que piensa adquirir. Para él resultará vital entonces que la información sobre aspectos esenciales del contrato, como el precio, el área, las zonas comunes y las características objetivas del inmueble, tanto de la unidad que adquiera, como del conjunto donde se encuentre ubicado, resulte ceñida a la realidad.  Los productores o proveedores deberán entonces suministrar a los consumidores información clara y veraz sobre lo que van a adquirir; suficiente, oportuna y verificable sobre los productos que ofrezcan; que para el caso se refiere a inmuebles ya sean destinados a vivienda, o a comercio.

Aparece entonces el tema sobre la utilización de publicidad engañosa; una práctica abusiva de comercio de ocurrencia frecuente en las relaciones de mercado. Será publicidad engañosa, según la Ley 1480 de 2011, "aquella cuyo mensaje no corresponda a la realidad o sea insuficiente, de manera que induzca o pueda inducir a error, engaño o confusión" (art. 13).  Tanto los constructores, como los promotores de venta, utilizan en las piezas publicitarias información para los futuros compradores, que muchas veces no corresponde a la realidad, o simplemente induce a error al consumidor porque no es clara, es insuficiente o ambigua, y es allí donde se configura la publicidad engañosa.

Cuando el inmueble es tomado en arriendo, hay otro tipo de aspectos que son motivo de protección; cuando ha sido ocupado por más de 2 años un local comercial, el derecho de preferencia cuando ha sido remodelado, el sub-arriendo del inmueble, las cesiones del contrato, entre otros.

¿Como se protegen los derechos de los consumidores inmobiliarios?  Es obligación del constructor responder por la calidad, idoneidad, seguridad y buen estado y funcionamiento de sus productos. Se prevé garantía legal para la estabilidad de obra por 10 años y para los acabados de un año. El consumidor, cuando ve que se han violado sus derechos, puede solicitar investigaciones administrativas, o investigaciones judiciales; las primeras producen resoluciones, las segundas producen sentencias. 

El consumidor inmobiliario en Colombia cuenta con un marco legal de protección, al menos teórico, que le permite hacer valer sus derechos en caso de que se vean vulnerados, el cual se ha ido ampliando de manera paulatina.  Para esto, deberá contar con documentación que le permita exigir el cumplimiento de sus derechos, una cotización, la compra-venta, la correspondiente escritura, la entrega del inmueble con sus anexos y garantías, manual del usuario, y reclamaciones llevadas a cabo en postventa.

© Copyright Villamizar Consuegra Abogados Asociados



Comentarios

Entradas más populares de este blog

ENTREGA Y RECIBO DE ÁREAS COMUNES - Propiedad Horizontal