¿PUEDE PROHIBIRSE EL PASO DE MASCOTAS EN LOS ASCENSORES O AREAS COMUNES EN LAS COPROPIEDADES?


El paso de mascotas en los ascensores, por ser éste un espacio reducido, que busca acortar distancias verticales, ha sido en algunas copropiedades prohibido.

Se argumenta que por ser un espacio que utilizan los arrendatarios, propietarios, visitantes y empleados de la copropiedad y de las unidades privadas, el paso de mascotas produce olores, suciedad y pudiere en determinado momento dejar desperdicio producidos por los animales. A esto se suma que algunas personas sienten temor al transportarse en la cabina con un animal en algunos casos de gran tamaño o que no son comúnmente tenidos en las viviendas como Mascotas; por ejemplo, un armadillo, un pavo, una culebra.

Por tanto, no cabe duda que la prohibición que han estudiadas y aprobadas en las asambleas y en los consejos de administración para utilizar los ascensores por parte de animales y mascotas busca proteger la salubridad, la tranquilidad de quienes habitan en la copropiedad y para que no se deterioren las relaciones armónicas de sus residentes. Sin embargo, ignoran que en algunos casos puede ésta decisión estar afectando a personas que, por salud, por edad, o por discapacidad, no les sea permitido circular en el ascensor con mascotas y animales.

La Corte Constitucional se ha pronunciado al respecto, y ha determinado en diversas sentencias, que: " Se vulneran los derechos al libre desarrollo de la personalidad y a la intimidad personal y familiar, pues existen otras medidas alternativas que permiten garantizar las condiciones de salubridad y convivencia de la copropiedad, las cuales pueden plasmarse en el Manual de Convivencia (horarios, turnos, etc.), sin desconocer los parámetros normativos previstos en la Ley 746 de 2002 sobre tenencia y cuidado de ejemplares caninos".

"Por tanto, no implica que la Asamblea General de Propietarios quede excluida de la posibilidad de regular las normas de convivencia que permitan el cuidado y la atención en el manejo de mascotas en el conjunto residencial, o que protejan la integridad y salubridad de sus residentes y visitantes. Por el contrario, dicha posibilidad subyace en el derecho a la autodeterminación del citado órgano de dirección, sólo que sometida a los parámetros establecidos en la Constitución y en la ley." (Fallo C.Cial- Sentencia 034/13).

© 'Copyright' Villamizar Consuegra Abogados Asociados

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ENTREGA Y RECIBO DE ÁREAS COMUNES - Propiedad Horizontal