LA CONCILIACIÓN, UN MECANISMO DE RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

La conciliación es un mecanismo de resolución de conflictos, mediante el cual, dos o más personas (naturales o jurídicas), por si mismos y con la participación de un tercero neutral y calificado denominado conciliador, buscan la solución de sus diferencias, sin llegar a los estrados judiciales. 
Son varias los operadores con capacidades conciliatorias, por ejemplo, Notarías, centros de conciliación en derecho, cámaras de Comercio y conciliadores. Puede ser presentada por el apoderado de una de las partes del conflicto y busca resolverse el problema de forma integral.

La solicitud debe contener: los hechos que generaron la controversia, lo que se pretende con la conciliación, copia simple de las pruebas y documentación si las hubiere, las direcciones de las personas con quien se tiene la controversia para poder llevar a cabo las citaciones, entre otras.

La conciliación en algunos casos es un requisito de procedibilidad; por ejemplo, en procesos verbales de controversia en propiedad horizontal, procesos de responsabilidad civil, en procesos de familia, entre otros.

Dentro de los efectos de lo resuelto en la conciliación es que el acta hace TRÁNSITO A COSA JUZGADA, es decir que los acuerdos adelantados ante los respectivos conciliadores habilitados por ley, aseguran que lo consignado en ellos no sean de nuevo objeto de debate a través de un proceso judicial o de otro mecanismo alternativo de solución de conflictos. Así las cosas, tiene los mismos efectos que una sentencia.

De otra parte, el acta de conciliación PRESTA MÉRITO EJECUTIVO: esto es que cuando el acta de conciliación contenga una obligación clara, expresa y exigible, será de obligatorio cumplimiento para la parte que se imponga dicha obligación, por lo que en caso de ser incumplida puede instaurarse un proceso ejecutivo por obligación de hacer, para buscar el cumplimiento.

© 'Copyright' Villamizar Consuegra Abogados Asociados

Comentarios

Entradas más populares de este blog

ENTREGA Y RECIBO DE ÁREAS COMUNES - Propiedad Horizontal